Conociendo la Patagonia chilena en familia

written by Tania De La Peña 23/05/2018
conociendo-patagonia-chilena

El 6 de enero de este año me embarqué en un viaje familiar al sur de Chile, más específicamente a la Patagonia chilena, y la verdad es que quedé maravillada con todo lo que vi.

Es importante saber que la Patagonia en Chile no es una región con límites oficialmente marcados, aunque tradicionalmente comprende el territorio entre el Seno del Reloncaví hasta el Estrecho de Magallanes, y el Océano Pacífico hasta la frontera con Argentina. Sin embargo, para los pobladores de ambos países (Chile y Argentina) esta separación es casi simbólica y son muchos los que comparten diariamente las más cotidianas dinámicas y tradiciones.

Nosotros elegimos como destino Punta Arenas, Puerto Natales y Torres del Paine. Fuimos desde el 6 enero hasta el 14 de enero (9 días) y compramos pasajes desde Santiago a Punta Arenas a través de LATAM Airlines. Son 3 horas y media de vuelo aproximadamente.

Qué empacar para la Patagonia chilena

Aparte de llevar ropa abrigada, lo que más recomiendo llevar es alguna chaqueta outdoor abrigada (ojalá impermeable), pantalones de trekking, primera capa, zapatillas de trekking (ojalá impermeables), guantes para el frío, gorro abrigado, mochila impermeable y si puedes, una capa de lluvia.

animales-torres-del-paine

Guanacos en Torres del Paine

Dónde hospedarse en Punta Arenas

Como Punta Arenas fue nuestra ciudad de llegada, decidimos convertirla en el inicio de nuestro viaje. Aquí nos quedamos 4 noches: 3 cuando llegamos y una antes de irnos.

Debido a que íbamos en un grupo grande la mejor opción para nuestra estadía fue el Hostal Rynaike, ubicado a unas cuadras del centro de Punta Arenas. Pagamos $370 dólares por 4 noches para 4 personas (habitación para 4 personas con baño compartido). Mi recomendación de este hospedaje esta enfocado en un grupo o familia de 4 personas o más. Es un hostal manejado por un matrimonio compuesto por Alondra y Gustavo, quienes fueron muy serviciales. El hostal cuenta con una recepción 24 horas, personal muy amable, baños muy limpios, lavandería, cocina compartida y desayuno americano incluido.

Qué hacer en Punta Arenas

Lo primero que debes saber es que Punta Arenas es una pequeña ciudad en el extremo sur de Chile, en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Es la ciudad más poblada y cosmopolita de la Patagonia chilena. A menudo se visita como punto de partida para otras excursiones, como cruceros a la Antártica, expediciones a la pampa o, en mi caso, como conexión con mi aventura en el Parque Nacional Torres del Paine.

Lo segundo es que Punta Arenas está llena de historia y es famosa por haber sido el puerto principal de navegación entre el océano atlántico y el océano pacífico antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914. En la Primera Guerra Mundial fue la principal causa de la emigración de europeos hacia el continente americano, pero fue la fiebre de oro la que motivó a que muchos croatas, españoles, ingleses y alemanes llegaran hasta la Región de Magallanes.

Por último, Punta Arenas es una ciudad muy pequeña, sólo necesitas un par de días para conocerla. Mi gran consejo para cuando visites esta ciudad (que yo no pude hacer), es que hagas la excursión de un día para visitar Isla Magdalena, hogar de más de 60.000 familias de pingüinos. ¡Quedarás maravillado!

Nosotros el primer día lo usamos para descansar y salir a cenar algo rico en familia. El segundo día madrugamos para ir a la Estancia Fitz Roy, ubicada en la Isla Riesco. Uno contrata un paquete que incluye ida y vuelta en un bus que te va a buscar y a dejar donde te estés quedando. Es un full day que incluye un almuerzo y una once exquisita. Para mí, este es el lugar ideal para conocer en profundidad el agroturismo que es tan típico de la Región de Magallanes. La hacienda es muy grande y esta llena de pequeños tesoros, colecciones e historias que te irá contando la guía. Pueden hacer click aquí para visitar su página y ver en detalle todo lo que contiene este full day del que les hablo.

estancia-fitz-roy

Lupinos en Estancia Fitz Roy

El tercer día decidimos hacer el trekking al Faro San Isidro. Este faro es conocido por ser el “Último Gran Faro del Continente Americano”. ¡Así es! Eso es exactamente lo que dice en la señal informativa de tránsito que ves cuando se termina la carretera. ¿Cómo llegar? Al sur de Punta Arenas hay un momento en el que finaliza el camino para vehículos y se corta la carretera. A partir de ese punto es donde comienza una caminata de 4 kilómetros por la playa hasta el Faro San Isidro. Este trekking es bastante interesante porque en todo momento vas bordeando el Estrecho de Magallanes por un costado, y vas observando bosques de lengas, ñirres, coigues magallánicos y canelos por el otro costado. En la ruta al Faro se puede ver también la Isla Dawson, lugar en donde funcionó la misión Salesiana de San Rafael, fundada por el Padre José Fagnano en el año 1889 y cuyo objetivo era poder salvar a los indígenas del exterminio de sus razas. Para este trekking debes considerar al menos 6 horas de actividad en total y debo mencionar que es bastante exigente, ya que la mayor parte se hace caminando por la playa y puede que te toque lluvia, ¡como nos pasó a nosotros!

faro-san-isidro

Faro San Isidro

El cuarto día partimos a Puerto Natales para conocer el hermoso Parque Nacional Torres del Paine. Pero ahí no terminó nuestra experiencia en Punta Arenas, porque después de conocer Torres del Paine, volvimos a Punta Arenas por una noche más antes de tomar nuestro vuelo a Santiago. Esos dos últimos días que estuvimos ahí los usamos claramente para ir de shopping a la zona franca, para conocer la plaza de armas (y darle un beso al pie del monumento del indio patagón que esta ahí), para conocer el Museo Regional de Magallanes (también conocido como Centro Cultural Braun Menéndez), el Palacio Sara Braun y el Museo Nao Victoria. Cada monumento lleno de historia y cultura de este interesante lugar.

Dónde hospedarse en Puerto Natales

Puerto Natales es una ciudad portuaria ubicada en el canal Señoret, en el sur de la Patagonia chilena (a 3 horas y media en auto desde Punta Arenas). Es la puerta de entrada al Parque Nacional Torres del Paine, es por eso que llegamos aquí.

El hostal donde nos hospedamos se llamaba Hostal Sierra Baguales y el precio por las 4 noches era de $570 dólares por una habitación con cuatro camas. El hostal esta muy bien ubicado, a unas cuadras del centro de Puerto Natales. Es bastante amplio, limpio y ordenado. Cuenta con un patio, calefacción, baño compartido, cocina y comedor compartido. La reserva incluía un desayuno continental que nos ayudó mucho para no tener que cocinar antes de partir a nuestras excursiones. Los dueños fueron muy amables y divertidos, y nos ayudaron con toda clase de información turística que les pedimos.

Qué hacer en Puerto Natales

El centro de Puerto Natales es amplio y tiene mucho encanto. Pero lo que más me gustó fue caminar por las distintas calles llenas de casas de colores e ir acercándonos a la costa. Llegando al mar hay un hermoso sendero y un emblemático muelle quemado (Muelle Gaffos), ¡perfecto para sacar unas lindas fotos!

muelle-gaffos-puerto-natales

Muelle Gaffos

La Plaza de Armas, el Pueblo Artesanal Ether Aike, la Parroquia María Auxiliadora y el Museo Histórico Municipal son otros de los lugares emblemáticos de Puerto Natales que te gustará conocer.

Si bien no hay mucho más que ver en la ciudad misma, las afueras ofrecen increíbles oportunidades de aventura. Ya sea que estén en Puerto Natales por unos días o unas pocas semanas, ¡asegúrense de explorar la naturaleza que los rodea! Como, por ejemplo: la Cueva del Milodón. Ubicada a 24 kilómetros al norte de Puerto Natales, este monumento natural está formado por tres cavernas y un conglomerado rocoso denominado «Silla del Diablo». El interés científico del lugar está dado por el hallazgo (en 1896) de piel y huesos de un perezoso extinto, el Milodón, un herbívoro de grandes dimensiones que se extinguió hace varios milenios. La cueva prácticamente se ha convertido en una parada obligatoria para cualquiera que vaya a Torres del Paine.

cueva-del-milodon

Cueva del Milodón

Turismo en Torres del Paine

Para la mayoría de los excursionistas, el Parque Nacional Torres del Paine es la guinda de la experiencia en la Patagonia chilena. Yo definiría este parque como el lugar perfecto para hacer trekking, especialmente por sus conocidos circuitos: O y W.

Hacer trekking en Torres del Paine es diferente a cualquier otro lugar en el mundo. Puede contar con vientos muy fuertes, lluvia, barro y, a veces, nieve. Suena extremo, pero con el equipo adecuado es mucho más fácil disfrutarlo. Estas son algunas cosas que debe saber antes de tomar el circuito de la caminata:

  • El autobús que te lleva al parque hará varias paradas, incluido el centro de bienvenida y el Hotel Las Torres, donde comencé. También puede bajarse en la última parada y hacer la caminata Q.
  • No hay un lugar correcto o incorrecto para comenzar. Si quieres hacer la O y terminar con las torres, debes partir en el Hotel Las Torres. Pero si no estas seguro de que quieres hacer ese circuito completo y quieres probar primero la W (trekking más corto), puedes subir a la embarcación y hacer una caminata hasta Refugio Gray.

En mi caso, como fuimos en familia, no hicimos nada físicamente muy demandante, salvo un trekking que les contaré más adelante ;).

La primera actividad fue la “Caminata Playa Grey”. Esta caminata comienza en la Guardería Grey, atravesando un bosque maduro de lenga. Luego continúa por la playa del lago Grey, lugar desde donde se puede admirar la belleza de los témpanos de hielo que se desprenden del glaciar. Y, por último, al llegar a la península hay una vista espectacular del glaciar Grey y su entorno. Esta caminata dura aproximadamente 2,5 horas donde recorres una distancia de 5,5 kilómetros. ¡Te recomiendo ir preparado para fuertes corrientes de viento!

caminata-playa-grey

Fin de la «Caminata Playa Grey»

Mi tercer día en Puerto Natales fue el elegido para hacer el conocido “Trekking a la Base de las Torres”. Y sí, ¡esta era la actividad de alto rendimiento que les había comentado! Honestamente no sé si fue porque mi papá nos engañó a todos diciéndonos de que era una “pequeña caminata”, pero encontré que fue un trekking bastante complejo. Prepárate para caminar por aproximadamente 6 horas (nosotros nos demoramos 5, pero te recomiendo que consideres 6). A mi parecer la subida más complicada parte donde hay un letrero que dice que falta 1 kilómetro para llegar a la Base de las Torres. Desde ahí el sendero se empieza a transformar en una cuesta aún más empinada con escalones de rocas. Pero después de subir la parte más difícil, una vista espectacular apareció frente a nuestros ojos. Allí estaban las tres torres, tres moles de granito de unos 2.500 metros, justo enfrente de una pequeña laguna glaciar. ¡Esa es la imagen final que realmente hace que todo haya valido la pena!

trekking-base-torres-del-paine

Base de las Torres

El cuarto día seguimos recorriendo El Parque Nacional Torres del Paine en camioneta. Paramos por lugares hermosos como el Mirador del Lago Toro, que tenía una vista privilegiada (foto de portada de este post).

Después nos encontramos con la preciosa Casacada Paine, la cual se encuentra en el río Paine, en el sector de Laguna Amarga.

Seguimos por el camino y finalmente nos bajamos en Laguna Azul, donde tuvimos la fortuna de ver unos cóndores volar muy bajo por sobre nosotros. Ese fue el candado de oro para esta hermosa excursión a la Patagonia chilena. Sin duda, una forma muy apropiada de terminar un viaje que siempre recordaré por los desafíos físicos y el impresionante paisaje.

P.D. 1: Puedes ver todas las fotos de mi viaje haciendo click aquí.

P.D. 2: Los invito comentar su experiencia y sus datos sobre este hermoso lugar en los comentarios de abajo 🙂

You may also like