La magia del orden: Los consejos más efectivos

written by Tania De La Peña 10/06/2016
La magia del orden

Está claro que el mundo oriental no deja de sorprendernos, o por lo menos a mí. Lo último que me llamó la atención es una terapia que la japonesa de tan sólo 30 años, Marie Kondo, nos propone con su best seller: «La magia del orden«. En él nos enseña cómo poner en orden nuestra casa, nuestra ropa, nuestro espacio de trabajo… En definitiva, ¡toda nuestra vida!

¿Qué nos aconseja la nipona que ha vendido millones de ejemplares de su libro?

Marie Kondo nos aconseja que nos deshagamos de todo aquello que no nos aporta alegría o felicidad y mantengamos nuestro hogar ordenado y ocupado por aquello que nos haga sentir bien. Asegura que con ello no sólo mantendremos ordenado nuestro espacio, sino que también conseguiremos reconciliarnos con nuestro pasado y aliviar el espíritu.

¡Creo que no puede tener más razón! Y debo ser honesta con ustedes, he acumulado cosas desde mi infancia y adolescencia porque siempre digo: «Ay no… ¡que pena botarlo! Me trae lindos recuerdos». O con la ropa. Tengo un montón de ropa que no uso «por si acaso vuelve a estar de moda». En fin, creo que más de alguna necesita escuchar lo bien que hace deshacernos de ciertas cosas, sobre todo si eso conlleva una tranquilidad espiritual.


La magia del orden

Algunos consejos de «La magia del orden»

El libro está lleno de experiencias y consejos para poder conseguir una limpieza efectiva:

  1. No hay que guardar nada que no nos dé alegría, y hay que tirar todo lo que no nos dé amor. Escoge lo que quieres guardar, no lo que quieres eliminar.
 Marie dice que si tratas de eliminar lo que no es esencial tendrás un hábito diario de poner todo en orden. Además, una casa menos saturada hará que te sientas mejor, reduzcas tiempo de limpieza, tengas menos estrés y seas más feliz.
  1. Ordenar por categorías, no por localización.
 Marie recomienda juntar todo lo que tenemos en casa en un solo lugar, hacer la selección según lo que nos da alegría y después empezar a ordenar.
  1. Comenzar por lo más fácil, la ropa, después pasar a los libros, papeles, cosas varias… y terminar con los recuerdos.
 Por ejemplo, creo que deshacerse de libros es una de las cosas más difíciles, pero con la lectura de este libro aprendí que no es necesario almacenar todo lo que uno ha leído, sino los libros que de verdad te han impactado en la vida.
  1. Ordenar todo de una sola vez.
 No es necesario dedicar varios días, sino fijarse un tiempo determinado para organizar todo sin dejar nada pendiente. Está demostrado que si dejas algo a medias, luego cuesta retomarlo.
  1. No compres cajas o elementos de almacenaje; ocupan espacio y no dejan ver lo que hay dentro, por lo que olvidamos lo que tenemos. Antes de tener mi organizador de zapatos, tenía todo mi calzado en cajas repartidas por todas partes. No recordaba los zapatos que tenía y al final siempre me ponía los mismos.
  1. Despedirnos de los objetos de los que nos deshacemos y agradecerles la función que nos han brindado.
 Puede extrañarnos un poco que Marie nos sugiera que saludemos a nuestra casa y hablemos con nuestras cosas, pero conecta con la mencionada filosofía oriental.
  1. Doblar la ropa de manera vertical para ahorrar espacio y a ver todo lo que tenemos sin necesidad de revolver. Decidí ordenar mis poleras y chalecos siguiendo esta curiosa técnica ¡y funcionó! La ropa no queda arrugada y se encuentra con mucha más facilidad.

Me gustaría saber quienes de ustedes seguirán estos consejos y cómo les va. Para eso pueden dejar su comentario en este post 🙂

¡Espero que les haya servido!

You may also like